ALGUNAS AMPLIACIONES, ALGUNOS APORTES. ALGUNA LECTURA CRÍTICA.

por CARLOS ALEJANDRO CEBEY

 

INVERSION EDUCATIVA:

A el aumento de la inversión en materia educativa se ha venido registrando desde la recuperación de la democracia. Los indicadores oficiales a nivel nación dan cuenta de un 6% del PBI destinado a este objeto. La mayor jurisdicción provincial –Buenos Aires, que concentra casi el 40% del sistema educativo nacional en alumnos, docentes e infraestructura edilicia (1.800.000 m2 de edificios escolares para mantener y mejorar) destina más del 32 % de su Presupuesto Provincial al área pero sin embargo, esta cifra apenas llega al 3% del PBI Provincial. Este desfasaje, que perjudica seriamente las posibilidades de mejorar la calidad de los aprendizajes en todos los niveles del sistema.La mayor inversión en el área requiere tener en cuenta: • la estructura federal del sistema y las dificultades de control de los fondos que la nación gira a las provincias;• el régimen de coparticipación de esos fondos que dejan a la jurisdicción bonaerense muy lejos de las cifras que otras provincias reciben; • la necesidad de definir mecanismos de gestión de esos recursos que superen las llamadas “unidades ejecutoras” en todos losniveles, que no han asegurado la eficaz inversión en infraestructura y/o en mejoramiento de los subsistemas gestión de los recursos técnico-pedagógicos ( nuevas tecnologías, material didáctico, etc.)B Párrafo aparte requiere el tratamiento de la cuestión de la formación docente, la carrera docente, las condiciones de trabajo y la retribución salarial, a las que nos referimos más abajo. 

CONTINUIDAD DE LAS POLÍTICAS EDUCATIVAS

Los expertos consultados por MASONERIA NET parecen dar por sentado que no ha habido continuidad de las mismas. Nos permitimos discrepar con tales afirmaciones por las siguientes razones:• Las reformas introducidas en el sistema educativo nacional durante los’90, plasmada en la entonces denominada Ley Federal de Educación tuvieron continuidad desde entonces hasta la sanción de la actual Ley Nacional de Educación. Las diferencias centrales de una con la otra se refieren a la estructura del sistema, es decir al modo de organizar la gradualidad de la cursada de los alumnos. La primera copia tarde y mal un modelo fracasada en la España post franquista que se identifica socialmente con las siglas de EGB y Polimodal, La segunda, retoma casi textual el modelo tradicional de estructurar los grados –vigentes sin ley nacional salvo la ley 1420- desde el primer Congreso pedagógico de 1882: Inicial, Primaria, Secundaria.• Las políticas curriculares se han modificado en consonancia aunque la introducción de Construcción de la Ciudadanía como espacio no promocionable parece dar por tierra con la invocada pretensión de ambas leyes de preparar ciudadanos críticos y pensantes.• La Formación Docente de Grado tiene en común la preeminencia de los “espacios de saberes” por sobre los “saberes disciplinares” de los profesores que han venido egresando bajo uno u otro texto legal.

LA FORMACION DOCENTE: El artículo afirma, con razón, que los docentes “enseñan poco”. Cabe preguntarse por qué. Al respecto consideramos:• El impacto del deterioro de los saberes de los alumnos egresados del Polimodal y hoy del Secundario, que se traduce en una pérdida de bagaje cultural. Significa entonces que los docentes que se incorporaron al sistema en los últimos años – y los que se siguen incorporando- saben menos y , necesariamente, ense-ñan menos.• La carrera docente se ha constituido en una “salida laboral rápida” atento los cambios socio-económicos producidos como consecuencia de las políticas sociales regresiva de los ’90, cuyas secuelas no se han re-3Masoneria NET, Abril de 2011cuperado.

LAS CONDICIONES DE TRABAJO DE LOS DOCENTES. Se señala, también, el índice de ausentismo docente“. Si los docentes enseñan poco y van poco es porque no están satisfechos con su trabajo ni tienen los instrumentos necesarios”, señaló uno de los expertos. El primer aspecto los tratamos en el punto inmediato anterior, con relación a la “satisfacción por la tarea” resulta insoslayable considerar:• No se los prepara para los ”nuevos sujetos que aprehenden” lo que incluye no solo la diversidad sino discapacidades de tipo social que impactan en el rendimiento de sus aprendizajes (desnutrición en los primeros años de vida, dietas bajas en calorías en la infancia y la adolescencia, modificación de las condiciones de convivencia familiar, pérdida de hábitos sociales significativos como los que resultan de trabajos estables orelativamenteestables, por citar algunas)• La ausencia de inversión en infraestructura, en equipamiento didáctico y en personal docente para enfrentarlas políticas de inclusión .• El impacto de las desigualdades de origen de los alumnos que requieren estrategias de intervenciones diferenciadas y específicas.• la cantidad de alumnos por docentes.• La ausencia de cargos de apoyo técnico pedagógicos suficientes.• El impacto de la utilización de los espacios edilicios libres para aplicar las reformas estructurales de los 90, lo que significó el empeoramiento de las condiciones de convivencia en cada escuela.

LA MISTICA DOCENTE: Si la tarea docente no es la propia de los obreros manuales y en su tarea influye la vocación y la misión social debe tenerse en cuenta que el cierre por la dictadura militar de Onganía de las carreras docentes que se dictaban en las Escuelas Normales nacionales y las que las respectivas jurisdicciones habían creado, por los profesorados de aquél entonces y sus sucesivas modificaciones configura una problemática que debe ser encarada sin demora. En efecto, ninguna de las experiencias posteriores ha conseguido generar “aquel modelo de Maestro/a” que todavía muchos recuerdan. Es más, funcionarios que han ejecutado con el máximo nivel de responsabilidad las políticas educativas cuyos resultados mide PISA han gastado ríos de tinta en denotar aquella experiencia. Sin embargo, las presuntas innovaciones no han dado resultados positivos si nos debemos atener a la medición que se analiza.

EL PASADO NO VUELVE, PERO SE HA DEJADO DE CONSTRUIR EL PRESENTE Y EL FUTURO.LA CUESTION SALARIAL“Se reclama que los docentes enseñen para el mundo actual y para ello es necesario que se actualice y mejore la formación docente y cese la modalidad de “profesor taxi” imperante desde hace más de cuarenta años.” Así lo señala el comentario y al respecto cabe decir:• Un estudio realizado a finales de los 90 da cuenta que el deterioro salarial docente anterior a las políticas salariales que inauguraron el llamado incentivo docente rondaba el 70% a valores de aquellos años.• El ingreso al cargo de base docente (maestro/profesor carga horaria equivalente/) es, en la jurisdicción provincial bonaerense iguala que recibe el personal auxiliar de limpieza ingresante y casi la mitad de lo que percibe un empleado ingresante del Poder Judicial de esa provincia.• La crisis del trabajo fijo impactó sobre los grupos familiares lo que hizo que muchos docentes pasaran de tener uno o dos cargos a tres y más, a fin de paliar no sólo esa crisis sino también la flexibilización laboral generada por una escala salarial en retroceso desde aquellos años hasta ahora. Se trabaja más carga horaria, se gana menos y se “pone” menos en la tarea: las enfermedades y las consiguientes licencias se producen en determinados meses del año, cuando el desgate por la tarea diaria desemboca en ellas.

LA DIVERSIDAD DEL ALUMNADO:Se afirma que “Los sistemas educativos actuales incluyen a chicos que provienen de muy diferentes sectores sociales, donde muchas veces hay padres que no están preocupados por laescolarización como están preocupados los padres de las clases medias porque no han encontrado allí una posibilidad de eludir el problema de la sobrevivencia diaria” fue una de las respuestas obtenidas. La escuela debe abastecer la necesidad cultural de esos chicos, De lo contrario, los condenamos al fracaso porque sus familias tienen otro rol, otra organización, otras expectativas”. Es verdad, pero también lo es que la escuela de otros tiempos en la Argentina-en particular y muy especialmente las escuelas públicas marcadas por la impronta de la ley 1420- tuvieron como alumnos a niños y niñas, jóvenes y adultos de los más diversos orígenes familiares. Lo que no se explica es porque antes se pudo y ahora no.

 

Fuente: Masoneria.net Nro. 7