Es la de hoy una fecha ligada estrechamente al corazón de los masones porteños. El 2 de junio de 1884, nuestros hermanos Tomas Liberti, su hijo Oreste, Lázaro Paglieti, Andrés Benvenutto, JoséRagoza, Ángel Descalzo , Luis Paolinelli, Santiago Ferro, Romeo Scotti y Esteban Denegri, integrantes de las logias Liberi Pensatori, Figli D’Italia e Hijos del Trabajo, entre otras, acordaron la convocatoria al vecindario del barrio de La Boca para la creación de la Sociedad Italiana de Bomberos Voluntarios, primera en su género en la Ciudad de Buenos Aires. Se instaló en Necochea entre Pedro de Mendoza y Lamadrid. Inscribieron en el frente del flamante Cuartel de Bomberos la inscripción “Volere e Potere” (querer es poder) de claro significado masónico.

Los Bomberos Voluntarios de La Boca, ciento veintiocho años después, constituyen una clara demostración de nuestro orgullo institucional porque contienen buena parte de la propia historia de la Masonería Argentina, Varias de las logias fundadas por esos inmigrantes italianos están presentes en nuestro trabajo cotidiano. Recientemente, nuestra Institución recobró la sede de esos primitivos “Talleres de ideas” en la calle Suárez y Almirante Brown que será rehabilitada para trabajos comunitarios cuando finalicen las tareas de refacción.

La Masonería Argentina rinde emocionado homenaje a los Bomberos Voluntarios de La Boca en el día de su aniversario. Son los heredederos de constructores que con su fe en la nueva Patria y sus valores morales masónicos demostraron que “Querer es Poder”.

 

Angel Jorge Clavero
Gran Maestre