La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones pide a todos los HH:. de la Obediencia que en este 24 de abril hagan un alto en sus tareas para recordar a las víctimas del Genocidio Armenio.

Es importante el recuerdo para que hechos aberrantes de esta naturaleza no se repitan NUNCA MÁS. En el marco de la Primera Guerra Mundial, a partir del 24 de abril de 1915 alrededor de dos millones de civiles armenios fueron deportados en marchas inhumanas y también asesinados por el Imperio Otomano. El genocidio armenio es un antecedente cruel del siglo XX, una centuria caracterizada por dos grandes conflagraciones y sendos holocaustos que pretendieron una limpieza étnica sin precedentes en la historia.
Nuestro compromiso de este día como masones es la plena solidaridad con el pueblo armenio y la evocación de esta fecha infausta como símbolo del dolor compartido y esperanza de una Humanidad sin víctimas.


Ángel Jorge Clavero
Gran Maestre