El Hermano masón José Ingenieros dejó una huella profunda en el pensamiento argentino a pesar de que solo vivió 48 años. Nació en Palermo, Italia, el 24 de abril de 1877, fue médico especializado en Psiquiatría, además de criminólogo, filósofo, docente y escritor que influyó decisivamente sobre los estudiantes que protagonizaron la Reforma Universitaria(1918). Estudió en el Colegio Nacional Buenos Aires. Poco después de graduarse fundó el periódico La Reforma y en1893 ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires donde se recibió de farmacéutico (1897) y de médico (1900).

Simulación en la lucha por la vida fue el título de su tesis doctoral. Ejerció como Jefe dela Clínicade Enfermedades Nerviosas (Facultad de Medicina, UBA), integróla Cátedrade Neurología a cargo de José María Ramos Mejía y fue director del Servicio de Observación de Alienados de la Policía de la Capital Federal. También fue titular del Instituto de Criminología de la Penitenciaría Nacional. En 1908 ganó por concurso la Cátedra de Psicología Experimental (Facultad de Filosofía y Letras, UBA) y fundóla Sociedadde Psicología. En 1909 fue elegido Presidente de la Sociedad Médica Argentina y Delegado Argentino al Congreso Científico Internacional de Buenos Aires. Completó sus estudios en las universidades de París, Ginebra, Lausana y Heidelberg.

José Ingenieros, fue iniciado enla Logia UniónItaliana Primera 90 el 5 de agosto de I898, de la que era Lubetón desde el 22 de agosto de 1888 por ser hijo de masón. En el período 1901/2 fue Gran Hospitalario de la masonería argentina. Colaboro con su padre, Salvador Igenieros, en la redacción de la Revista Masónica, que apareció hasta 1904 cuando pasó a denominarse Cadena de Unión. En colaboración con su padre publicó una “Breve historia de la Masonería” y dos obras referidas a la filosofía y fines dela Institución. Entre sus obras se anotan El Hombre Mediocre, Al margen de la ciencia, Hacia una moral sin dogmas , Las Fuerzas Morales, Evolución de las ideas argentinas y Los tiempos nuevos . Dirigió el periódico bimestral, “Seminario de Filosofía y fue Vicedecano dela Facultadde Filosofía y Letras durante la Reforma Universitaria iniciada de 1918. En 1919 renunció a todos los cargos docentes y dedicó ese tiempo al grupo progresista “Claridad”. Poco antes de su fallecimiento, acaecido

en 1925, creó “Renovación”, mensuario donde publicó artículos y trabajos con los seudónimos “Julio Barreda Lynch” y “Raúl H. Cisneros”.

Algunas de sus frases que lo han trascendido dicen: “No se nace joven, hay que adquirir la juventud. Y sin un ideal, no se adquiere”, “La curiosidad intelectual es la negación de todos los dogmas y la fuerza motriz del libre examen”, “Enseñemos a perdonar; pero enseñemos también a no ofender. Sería más eficiente”, “Los más rezan con los mismos labios que usan para mentir”, “Los hombres y pueblos en decadencia viven acordándose de dónde vienen; los hombres geniales y pueblos fuertes sólo necesitan saber a dónde van”.

La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones recuerda en este día a su Querido Hermano José Ingenieros cuya vida fue efímera pero tan intensa que su pensamiento nos alcanza con plena vigencia y lozanía.

 

Ángel Jorge Clavero

Gran Maestre