Dossier du trimestre : REGARDS SUR L’AMERIQUE LATINE

  • - Benito Juárez (1806-1872) par Victoria Melgar
  • - La laïcité et l’éducation dans le monde contemporain, le cas du Chili par Dr Alfredo Lastra Norambuena
  • - La stratégie de ré-évangélisation du Vatican et son offensive en Amérique latine par Terra Laxalte Elbio
  • - La tradition argentine de la libre pensée par Hugo Estrella
  • - Les dictatures en Argentine et la cléricalisation de la législation par Fernando Esteban Lozada
  • - Une bataille culturelle transatlantique ? Réseaux maçonniques et libre pensée internationale (Europe-Amérique latine, 1880-1906)par Dévrig Molles
  • - Argentine : des contradictions préoccupantes. La tradition laïque interrompue par Carlos Alejandro Cebey
  • - Libre Pensée en Equateur : les droits et les menaces par Richard Salazar Medina
  • - L’histoire cachée des relations entre les révolutions au Mexique et au Nicaragua et le mouvement révolutionnaire aux Etats-Unis par Fred Whitehead 

 

ARGENTINA: CONTRADICCIONES PREOCUPANTES 

1.- LA TRADICION LAICA INTERRUMPIDA 

La estructura constitucional del Estado Argentino asume la forma representativa, republicana y federal y reconoce la autonomía de las Provincias (equivalentes a los estados que conforman la República Federativa de Brasil o los Estados Unidos de Norteamérica). Por prescripción constitucional (artículo 5 de la Constitución vigente, texto original de 1853) es responsabilidad de las provincias la educación primaria lo que no impidió que el estado nacional ocupara este espacio en las jurisdicciones provinciales más pobres.

En ese contexto la tradición laica de la Argentina fue un hito en Latinoamérica, junto a Uruguay y Chile.

Se mantuvo con firmeza hasta que los golpes de estado iniciados con el de 1930 y finalizados con la dictadura genocida de 1976 abrieron senderos a las diferentes contraofensivas de los sectores de contenido más reaccionarios de la ICAR.[1]

El texto constitucional vigente para la Nación Argentina no ha sido revisado desde 1853 en su Capítulo de Declaraciones, Derechos y Garantías que comprende las cuestiones vinculadas con el librepensamiento y el laicismo.

Aquella tradición laica que hunde sus raíces en la Revolución de Mayo de 1810 solo alcanzó expresión legislativa con la aprobación en l884 de la ley Nacional 1420 de Educación Pública,Laica, Gratuita y Obligatoria, resultado de las deliberaciones del Congreso Pedagógico de 1882. En los debates de ese Congreso Domingo Faustino Sarmiento y Leandro N. Alem entre otros, sostuvieron la laicidad frente a los embates de los sectores más recalcitrantes del pensamiento católico, apostólico y romano. Las otras confesiones, minoritarias por cierto, prefirieron la laicidad al dogmatismo romano.

Fue precisamente en los tiempos del estado desertor, en el marco de las políticas neo-conservadoras de 1990, el Consenso de Washington y sus efectos en la estructura del estado nacional, que éste se desprendió de sus escuelas transfiriéndolas a las provincias que hoy son las que tienen a su cargo la organización y financiamiento de los respectivos sistemas educativos provinciales (desde el nivel inicial hasta el terciario no universitario).

En ese contexto, la ley 1420 de Educación Pública, Laica, Gratuita y Obligatoria fue derogada y, consecuentemente, dejo de existir una norma de alcance nacional que PRESCRIBA LA LAICIDAD ya que ni en la Constitución ni en las leyes de educación vigentes desde 1990 hasta hora se registra una definición laicista.

CONCLUSION: la Constitución nacional no define la LAICIDAD DE LA EDUCACION y –consecuentemente- las provincias quedan liberadas, en ejercicio de su autonomía, en esta materia. 

 

2.- LA SAGA DE LA TRADICIÓN LAICA

“Si miramos con perspectiva histórica el camino de las conquistas del Laicismo en la Argentina no podemos dejar de señalar que ellas se hilvanan en una secuencia que –claramente- puede leerse como un hilo de Ariadna cuyo extremo llega a nuestros días y que, si lo recogemos para llegar al inicio nos muestra esta secuencia: ley de matrimonio igualitario, leyes de divorcio vincular y de patria potestad compartida, ley de sufragio femenino, el Movimiento de la Reforma Universitaria , la ley de sufragio universal masculino, la ley de matrimonio civil y de creación del Registro Civil, la ley 1420 de Educación Laica, Gratuita y Obligatoria. Más allá, y como si faltara un tramo del hilo de Ariadna, la secularización rivadaviana de la Recoleta.”[2]

Para que quede claro el hilo de Ariadna tiene su hito inicial en la ley de matrimonio igualitario puesta en vigencia en 2010 y se remonta hasta las décadas de 1810 y 1820. Abarca gestiones de gobiernos electos por sufragio –según la respectiva lectura de cada momento histórico, restringido o popular masculino y finalmente universal a secas- de distintas orientaciones ideológicas que van desde liberales a estatistas con sus diferentes versiones.

CONCLUSION: El laicismo en la construcción de las relaciones sociales de la Argentina es una constante de todos los gobiernos no dictatoriales y los avances en la materia se han concretado en el marco del libre juego de las instituciones democráticas con las limitaciones y en los contextos de los respectivos tiempos históricos. 

 

3.- LAS CONTRADICCIONES

Aparecen en los resquicios legales que ha dejado la derogación de la ley 1420 ya mencionada a lo que debe agregarse que la ley Nacional de educación vigente no prescribe la laicidad, define objetivos de pensamiento crítico que no constituyen límite legal suficiente para que algunas jurisdicciones provinciales retrotraigan las cosas casi a los tiempos del colonialismo español.

Eso en el contexto de afirmar que -por fuera de cualquier debate- la ICAR es, salvo honrosas y contadas excepciones de algunos de sus sacerdotes, la estructura religiosa más reaccionaria de América Latina. En otro trabajo de esta Revista se aborda la tenebrosa relación de esta institución con las Fuerzas Armadas.

Es así que jurisdicciones provinciales –ANTE LA AUSENCIA DE NORMA DE RANGO CONSTITUCIONAL NACIONAL O DE LEGISLACIÓN NACIONAL QUE DEFINA LA LAICIDAD EDUCATIVA - habilitan la ENSEÑANZA RELIGIOSA EN EL HORARIO DE LA ACTIVIDAD ESCOLAR COMO CARGA CURRICULAR OBLIGATORIA O FUERA DE ELLA COMO OPTATIVA. Fondos públicos del fisco de cada jurisdicción financian a los profesores de tales áreas y la formación de los mismos está a cargo de institutos religiosos de la confesión mayoritaria. Ello constituye un retroceso marcado ya que hasta estos tiempos tales extremos no habían sido logrados por los sectores confesionales.

En estas condiciones se encuentran Salta, Tucumán y Córdoba.

Cuando la primera de estas provincias puso en vigencia su legislación pro religiosa afirmamos: “…La decisión de Salta configura un grave retroceso que consolida el que se viene produciendo desde 1958 en adelante. En efecto, la legalización de la educación privada consolidada por la ya derogada ley Federal de Educación del período menemista se reflejó en esa creación doctrinaria que pone en pie de igualdad las escuelas públicas y las privadas so pretexto de la gestión y las identifica como “escuelas públicas de gestión estatal y de gestión privada”. La nueva Ley Nacional de Educación kirchnerista consolida tal denominación y la afianza, agregando las variables cooperativas y sociales que, a nuestro entender, son tan privadas como las privadas. No existe norma nacional alguna que impida la decisión de la Provincia de Salta y esa omisión de la legislación no es casual. Ni al menemismo ni al kirchnerismo los conmueve la palabra laica. Sin embargo, para una inmensa cantidad de docentes, profesores, egresados universitarios la LAICIDAD es condición necesaria para una educación que pretenda generar pensamiento crítico. Por qué? Porque las religiones, no importa cuál, llegan a un momento en el desarrollo de su doctrina que la razón deja paso a la fe. La fe, ese sentimiento que se invoca desde las religiones, no es patrimonio de todos. Por el contrario, la mejor tradición educativa argentina no se ancla en la fe, sino en la razón porque ésta no pone límite a la capacidad de análisis…”[3]

Estas afirmaciones son aplicables a las otras provincias.

Sin embargo, debe destacarse que al mismo tiempo que se producen estos retrocesos, otras Provincias transitan a la fecha de este artículo caminos diferentes.

La Provincia de Buenos Aires, por lejos la jurisdicción provincial de mayor población, superficie, producto bruto, alumnos matriculados (casi cinco millones entre todos los Niveles tanto de establecimientos públicos como privados), establecimientos educativos (dieciocho mil entre públicos y privados) y docentes (más de doscientos cincuenta mil) ha recorrido un camino diferente.

Mediante el decreto 2299/11 de la Gobernación provincial, luego de un largo proceso de elaboración y debate con participación de los docentes y las entidades gremiales de ese sector y las que representan a los empleados administrativos del sistema educativo que llevó más de tres años, el NUEVO REGLAMENTO DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS de esa provincia prescribe con absoluta claridad y en el marco de las mejores tradiciones del librepensamiento y laicismo argentino cuestiones tales como las siguientes:

  • OBJECION DE CONCIENCIA: su artículo 192 textualmente establece: “Se reconoce la objeción de conciencia frente a los símbolos patrios solo como la imposibilidad del objetor de participar activamente en su homenaje pero se le exigirá el respeto pasivo y el decoro correlativo a este reconocimiento”.[4]
  • LAICISMO ESCOLAR: su artículo 193 fija: “Prohíbase la colocación de símbolos religiosos o de partidos políticos en el ámbito de los edificios escolares, excepción hecha de las escuelas de gestión privada confesionales con relación a los símbolos religiosos.[5]
  • BENDICION DE LA BANDERA y/o EL EDIFICIO ESCOLAR y/o PLACAS RECORDATORIAS: Su artículo 200 estable que la misma solo se concretará con consenso de la comunidad educativa y si este existiera tal bendición será de carácter ecuménico. El artículo 201 recoge este criterio cuando se tratare de la inauguración de un nuevo edificio y el 202 para los actos de aniversario del establecimiento. [6]
  • CONCLUSION: el ancho campo de construcción social que ha significado la recuperación de la democracia y su consolidación como experiencia política sin interrupciones ha permitido el florecimiento tanto de experiencias retrógradas y retardatarias como las ocurridas en Salta, Tucumán y Córdoba como de otras de un corte más progresista como las que da cuenta el ejemplo de la provincia de Buenos Aires. 

 

4.- REFLEXION FINAL

La saga histórica de los triunfos del librepensamiento y el laicismo en la Argentina permiten afirmar que en el libre juego de las instituciones democráticas se han construido las herramientas legales para consolidar a uno y a algunos aspectos del otro. Sin embargo debe señalarse con preocupación que las contradicciones de que da cuenta el punto 3 de este trabajo requiere un relanzamiento del debate acerca de la vinculación estrecha que existe entre LIBREPENSAMIENTO, EDUCACION Y LAICIDAD.

Los retrocesos parecen haber sido contrabalanceados por el importante avance registrado en la provincia con la mayor cantidad de alumnos, docentes y establecimientos educativos.

Esos retrocesos obligan a estar alerta porque la provincia de Buenos Aires es casi el 40 % del total del sistema educativo argentino.

 

CARLOS ALEJANDRO CEBEY

ILEC- ARGENTINA

 

[1] Iglesia Católica Argentina

[2] CEBEY CARLOS ALEJANDRO, ¿ LA ESCUELA ARGENTINA ES LAICA?, Ponencia presentada en las Cátedras de Libre Pensamiento de las UNIVERSIDADES NACIONAL DE LA PLATA, BUENOS AIRES Y SANTA FE, octubre 2011.

[3] CEBEY CARLOS ALEJANDRO, 12 DE DICIEMBRE DE 2008, publicado en varios sitios web y difundido por Internet) 

[4] DECRETO 2299/11, BOLETIN OFICIAL DE LA PROV. BUENOS AIRES, JEFATURA DE GABINETE. DISPONIBLE ON LINE.

[5] DECRETO 2299/11, BOLETIN OFICIAL DE LAPROV BUENOS AIRES, JEFATURA DE GABINETE. DISPONIBLE ON LINE..

[6] DECRETO 2299/11, BOLETIN OFICIAL DE LAPROV BUENOS AIRES, JEFATURA DE GABINETE. DISPONIBLE ON LINE.